Tipos de automatización de almacenes: en qué consiste y ventajas

La automatización de almacenes es el proceso mediante el cual se utilizan tecnologías y sistemas automatizados para optimizar la eficiencia, reducir los costos y mejorar la seguridad y el servicio al cliente en un almacén. 

Estos sistemas automatizados pueden incluir robots, vehículos autónomos, sistemas de almacenamiento automático (AS/RS), sistemas de control de inventario, sistemas de clasificación, entre otros. 

¿En qué consiste el proceso de automatizar un almacén?

El proceso de automatizar un almacén puede variar dependiendo del grado de automatización deseado y del tamaño y la complejidad del almacén.

1. Análisis de las necesidades

En primer lugar, se lleva a cabo un análisis detallado de las necesidades del almacén para determinar el grado de automatización necesario y para seleccionar las tecnologías y sistemas adecuados. 

Por ejemplo, un almacén pequeño puede beneficiarse de la automatización en un nivel bajo, mientras que un almacén más grande puede requerir un nivel más avanzado, como el uso de robots o sistemas AS/RS.

2. Diseño de la solución automatizada

Una vez analizadas las necesidades, se procede a diseñar la solución automatizada para el almacén, teniendo en cuenta las limitaciones de espacio, el presupuesto, la eficiencia y la seguridad.

3. Implementación y puesta en marcha

La implementación y puesta en marcha del sistema automatizado también es un proceso personalizado, puesto que tendrá en cuenta la infraestructura existente en el almacén y los recursos disponibles, incluido el personal del almacén, que deberá estar capacitado en el uso de la tecnología automatizada para asegurar una transición suave y un uso eficiente.

Es aquí donde proveedores como Rielec podemos ayudarte no solo en la implantación de soluciones tecnológicas, sino también en el seguimiento y formación de tus operarios.

4. Monitorización y ajustes

Finalmente, es importante monitorear y realizar ajustes al sistema automatizado en función de las necesidades cambiantes del almacén y de las tendencias en el mercado para asegurar que sigue siendo eficiente y útil.

Ventajas de la automatización de almacenes

Como ya hemos adelantado, la automatización de almacenes ofrece varias ventajas, sobre todo aquellas enfocadas a la productividad y seguridad. Las podemos resumir en las siguientes:

  • Mayor eficiencia: Los sistemas automatizados pueden realizar tareas más rápido y con mayor precisión que los humanos, lo que reduce los tiempos de ciclo y mejora la eficiencia de la operación del almacén.
  • Reducción de costos: La automatización de almacenes puede ayudar a reducir los costos laborales gracias a la eficiencia del trabajo, al permitir que los operarios se dediquen a realizar sus tareas en zonas de reducida distancia, concentrando así la productividad. También puede ayudar a reducir los costos de almacenamiento al optimizar el uso del espacio y evitar la acumulación de inventario innecesario.
  • Mejora de la seguridad: Se reduce la necesidad de trabajadores humanos a la hora de realizar tareas peligrosas.
  • Mejora de la precisión y la trazabilidad: la tecnología utilizada en la automatización de almacenes permite una mayor precisión en el seguimiento y registro de inventarios, lo que ayuda a prevenir errores y pérdidas, y mejora la trazabilidad de los productos.
  • Mayor flexibilidad: los sistemas automatizados son capaces de adaptarse a cambios en los volúmenes de pedidos y a fluctuaciones en la demanda, lo que permite a las empresas ser más flexibles y responder mejor a los cambios en el mercado.
  • Mejora en el servicio al cliente: con la automatización se pueden procesar los pedidos de manera más rápida y precisa, lo que permite a las empresas entregar los productos a sus clientes en menor tiempo, mejorando la satisfacción del cliente y la fidelización.

Tipos de almacenes según el grado de automatización

Existen varios grados de automatización en un almacén, desde sistemas completamente manuales hasta sistemas completamente automatizados. A continuación, describimos algunos de los grados más comunes de automatización en un almacén:

  • Almacenes manuales: Todas las tareas son realizadas por humanos, desde la recepción de mercancía hasta la preparación de pedidos y el almacenamiento de productos.
  • Almacenes semiautomatizados: Algunas tareas son automatizadas, como el uso de carretillas elevadoras y sistemas de almacenamiento automático (AS/RS, por sus siglas en inglés) para mover productos dentro del almacén. Sin embargo, las tareas de empaquetado y preparación de pedidos siguen siendo realizadas por humanos.
  • Almacenes altamente automatizados: La mayoría de las tareas son automatizadas, incluyendo la recepción de mercancía, el almacenamiento de productos, la preparación de pedidos y el embalaje de productos. Los robots y los vehículos autónomos son comúnmente utilizados en este caso.
  • Almacenes totalmente automatizados: En este tipo de almacén todas las tareas son automatizadas, incluyendo la recepción de mercancía, el almacenamiento de productos, la preparación de pedidos y el embalaje de productos. Los robots y los vehículos autónomos se utilizan para mover productos dentro del almacén, mientras que los sistemas de inteligencia artificial se utilizan para planificar y optimizar la operación del almacén.

Allí donde exista automatización, sobre todo en los dos últimos puntos, podríamos hablar de las soluciones logísticas de retrofit; aquellas en las que se realiza una actualización del almacén, ya sea para optimizar mejor el espacio o para aumentar el uso de robots en él.

Tipos de automatización de almacenes

Existen varias tecnologías automatizadas que pueden ayudar a optimizar la productividad en un almacén. También es importante mencionar que no todas estas tecnologías son necesarias y que la elección dependerá de las necesidades y requerimientos específicos de cada empresa. 

Tipos de automatización de almacenes en el manipulado de mercancía en cajas

En su gran mayoría, los almacenes necesitan trasladar y manipular mercancía envuelta en cajas, por lo que las tecnologías automatizadas que puedan utilizarse en este caso será similar a cualquier otro tipo de automatización de almacén. No obstante, puesto que las necesidades entre dos casos pueden ser tan distintas, las soluciones finales pueden variar completamente.

Resumimos las tecnologías y sistemas automatizados más comunes:

  • Robots: Los robots se utilizan para realizar una variedad de tareas en un almacén, como la recolección de productos, el embalaje, la clasificación y la preparación de pedidos. Los robots son capaces de trabajar de manera rápida y precisa, y pueden realizar tareas que serían difíciles o peligrosas para los humanos.
  • Vehículos autónomos: Estos vehículos se utilizan para mover productos dentro del almacén, y son capaces de navegar de manera autónoma en un entorno preestablecido. Pueden transportar productos y hacer entregas directas a las estaciones de trabajo.
  • Sistemas de almacenamiento automático (AS/RS): Estos sistemas se utilizan para almacenar y recuperar productos de manera automática. Pueden ser mecánicos o robóticos y permiten una mayor eficiencia en el almacenamiento, ya que los productos son colocados y recuperados automáticamente.
  • Sistemas de control de inventario: Utilizan tecnologías como códigos de barras, RFID o sensores para monitorear automáticamente el inventario y mantener un registro preciso de los productos.
  • Sistemas de clasificación: Utilizan tecnologías como imágenes, sensores y aprendizaje automático para clasificar y separar los productos automáticamente. Ayudan a optimizar el tiempo de clasificación y mejoran la precisión.
  • Sistemas de embalaje y etiquetado automáticos: Robots y dispositivos mecánicos para embalar y etiquetar automáticamente los productos, lo que ayuda a aumentar la eficiencia y la precisión del proceso.
  • Sistemas de preparación de pedidos: En este caso tecnologías como robots y dispositivos mecánicos recolectan automáticamente los productos que se necesitan para un pedido específico, lo que ayuda a aumentar la eficiencia y la precisión de la preparación de pedidos.
  • Sistemas de transporte automático: Estos sistemas utilizan robots y carros para transportar las cajas a través del almacén. Pueden ser tanto guiados como no guiados, y permiten una mayor eficiencia en la movilización de las cajas.
  • Sistemas de escaneo automático: Escáneres y códigos de barras o RFID para automatizar el proceso de escaneo y registro de las cajas. Esto ayuda a reducir los errores y aumentar la precisión en el seguimiento de las cajas.

Tipos de automatización de almacenes: zonas de recepción y salida de mercancía

La recepción y salida de mercancía son dos áreas críticas en un almacén, y son especialmente importantes a la hora de implementar tecnología automatizada.

En la zona de recepción de mercancía, pueden utilizarse tecnologías automatizadas para procesar y registrar la entrada de esta. Habiendo leído hasta aquí, sabemos que podemos implementar lectores de códigos de barras o RFID para escanear los productos y registrar automáticamente información imprescindible como el número de artículo, la cantidad, el precio, la fecha de vencimiento, entre otros. 

Además, vehículos autónomos o robots podrían ser utilizados para mover los productos desde los camiones de entrega hasta la zona de almacenamiento.

En la zona de salida de mercancía, se pueden utilizar tecnologías automatizadas para preparar y embalar los pedidos.Otros robots, en este caso, recolectan automáticamente los productos necesarios para un pedido específico. Por otro lado, sistemas de embalaje automáticos podrían ser utilizados para embalar los productos de manera rápida y precisa. 

Tipos de automatización de almacenes según los sistemas de transporte

La automatización de almacenes también se puede clasificar según el sistema de transporte utilizado, algunos de los cuales son los siguientes:

  • Sistemas de transporte manual: Las cajas son movidas a mano por los trabajadores, utilizando carros y otros equipos manuales. Este sistema es adecuado para almacenes pequeños o donde los volúmenes de almacenamiento son bajos.
  • Sistemas de transporte mecanizado: Las cajas son movidas mediante maquinaria mecanizada, como carretillas elevadoras o montacargas. Este sistema es adecuado para almacenes de mayor tamaño o donde los volúmenes de almacenamiento son altos.
  • Sistemas de transporte automatizado: Las cajas son movidas mediante robots y carros automatizados, así como cintas transportadoras guiados por un sistema de control automático. Este sistema es adecuado para almacenes de gran tamaño o donde los volúmenes de almacenamiento son muy altos y se requiere una mayor precisión en la movilización de las cajas.
  • Sistemas de transporte AGV (Automated Guided Vehicle): son un tipo especifico de transporte automatizado, estos vehículos se mueven automáticamente siguiendo una guía, como cintas transportadoras, luces, marcas en el suelo u otros medios. Este sistema es adecuado para almacenes de gran tamaño o donde los volúmenes de almacenamiento son muy altos y se requiere una mayor precisión en la movilización de las cajas y su transporte a través de largas distancias.

Cada uno de estos sistemas tiene sus propias ventajas y desventajas, y la elección dependerá del tamaño, el volumen de almacenamiento y la precisión requerida en el almacén.

Tipos de automatización de almacenes: sistemas picking o preparación de pedidos

La implementación de tecnologías automatizadas en la preparación de pedidos (también conocida como «picking») es una forma efectiva de mejorar la eficiencia y la precisión en los almacenes. Algunos ejemplos incluyen:

  • Sistemas de picking automático: Estos sistemas utilizan robots y dispositivos mecánicos para recolectar automáticamente los productos necesarios para un pedido específico. Ayuda a aumentar la velocidad y la precisión en la preparación de pedidos.
  • Sistemas de preparación de pedidos con visión artificial: Identifican y localizan automáticamente los productos necesarios para un pedido específico. Esto ayuda a mejorar la precisión y la eficiencia en la preparación de pedidos.
  • Sistemas de guía automática para los trabajadores: A través de dispositivos como tabletas o pantallas, guían al trabajador de manera automática por los pasos necesarios para la preparación de un pedido específico. Esto ayuda a mejorar la precisión y la eficiencia en la preparación de pedidos.
  • Sistemas de clasificación automatizada: Se utilizan para clasificar los productos automáticamente, ayudando a los trabajadores a ubicar rápidamente los productos necesarios para un pedido.
  • Sistemas de seguimiento automático: estos sistemas utilizan tecnologías como RFID o códigos de barras para seguir automáticamente los productos a través del proceso de preparación de pedidos, lo que ayuda a garantizar que los pedidos sean preparados correctamente y se envíen en tiempo y forma.

Tipos de automatización de almacenes: sistemas de embalaje

Otra zona de operativa común es el embalaje, por lo que podríamos distinguir diferentes modos de automatizar un almacen según esta: 

  • Sistemas de embalaje manual: Todo se hace a mano.
  • Sistemas de embalaje mecanizado: En este sistema, las cajas son embaladas mediante maquinaria mecanizada, como selladoras de bolsas o máquinas de estiramiento. Puede funcionar en almacenes de mayor tamaño o donde los volúmenes de almacenamiento son altos.
  • Sistemas de embalaje automatizado: Las cajas son embaladas mediante robots y carros automatizados, guiados por un sistema de control automático. Adecuado para almacenes de gran tamaño o donde los volúmenes de almacenamiento son muy altos y se requiere una mayor precisión en el proceso de embalaje.
  • Sistemas de embalaje personalizado: dependiendo de las necesidades específicas del producto se realizará una automatización; sobre todo en casos donde los productos son frágiles o con medidas especiales.

Automatización de un almacén como proceso personalizado

Como hemos visto, la automatización de un almacén es un proceso altamente personalizado, ya que las necesidades y requerimientos de cada almacén son únicos. Es importante considerar las características específicas del almacén, como el tamaño, el flujo de productos, el espacio disponible y los requerimientos de seguridad y cumplimiento, al planificar la automatización.

Desde Rielec te ayudamos a automatizar tus procesos logísticos con un proyecto llave en mano, gracias a un conjunto de soluciones y sistemas automatizados, desde su implantación hasta el seguimiento y formación de tu plantilla.

Exhibiting at MODEX 2024